Inicio / Ciencia y Tecnología / ¿Qué le pasa exactamente a nuestro cuerpo cuando morimos?

¿Qué le pasa exactamente a nuestro cuerpo cuando morimos?

Cuando una persona muere siempre pensamos que es el final de todo, pero no es así, nuestro cuerpo continua realizando algunas funciones aún después de haber muerto. Estas funciones pueden seguir por horas, días o hasta semanas después de haber muerto. Realmente es sorprendente, te quedarás impactado con lo que te contaremos a continuación de tu cuerpo.

Rigor mortis

Como tu corazón deja de latir, tu sangre deja de circular, se espesa y se coagula. Al dejar de circular, comienza a acomodarse por el peso de la gravedad en un proceso conocido como livor mortis o lividez post mórtem.

Sin circulación, tu cuerpo comienza a perder temperatura y tus músculos se endurecen, en un proceso conocido como rigor mortis.

El turno de las bacterias

Las células muertas comienzan a romperse y a liberar toda clase de sustancias – incluidas enzimas- que crean un ambiente ideal para las bacterias y los hongos, que se incorporan a esta mezcla y comienzan a descomponer el cuerpo.

Las uñas y el cabello:

Conforme pasan los días después de morir, pareciera que el cabello y las uñas crecen, pero es solo un engaño, lo que sucede en realidad es que la piel se contrae. Es imposible que siguen creciendo, ya que el cuerpo no produce más tejido y la epidermis pierde humedad y se encoge, dejando el cabello descubierto y haciendo que las uñas se vean mas largas.

La actividad cerebral continua:

Cuando el corazón deja de latir, las células del cerebro comienzan a pelear entre sí por la falta de oxigeno. Esta lucha continua hasta provocar un daño cerebral irreparable, pero aún así, si se administran las drogas en el momento exacto, el cerebro puede permanecer con actividad cerebral durante varios días sin depender de la actividad cardiaca.

Las células de la piel siguen creciendo:

Las células de la piel pueden permanecer vivas durante días, ya que están acostumbradas a vivir en la periferia del cuerpo y nutrirse a través de la ósmosis.

Sigue expulsando orina:

Los músculos se endurecen horas después de morir, por lo que los minutos siguientes al deceso, estos músculos se relajan y así provocan que la gente orine aunque acabe de morir.

Se eliminan desechos:

Es normal que ante situaciones de estrés o nervios necesitemos ir al baño. Eso pasa cuando morimos, nuestro cuerpo comienza a eliminar los desechos en forma de excremento, incluso puede suceder hasta varias horas después de la muerte.

La digestión del cuerpo continua:

Cuando una persona muere, las bacterias que se encuentran dentro de su cuerpo no lo hacen. La mayoría de ellas son parasitos, pero gran parte de ellas ayudan en el proceso de la digestión y se encargan de hacer el proceso por ti. La persona puede estar muerta pero estas bacterias seguirán trabajando en la digestión.

Erecciones post-mortem:

Aunque no lo creas, esto sucede. Técnicamente es un priapismo, y se observa en los cadáveres de hombres que fueron ahorcados; la presión en el cerebelo, creada por el lazo de la soga utilizada para ahorcar provoca este fenómeno. Al morir por colgamiento, ya sea una ejecución o un suicidio, la lesión que sufre el cuerpo afecta a los genitales. También se observa en personas que sufrieron disparos de armas de fuego que provoquen heridas en el cerebro, vasos sanguíneos mayores, o muertes violentas por envenenamiento.

Los músculos siguen moviéndose:

Es normal que después de morir algunos músculos sigan moviéndose, ya que el sistema nervioso puede continuar vivo durante un tiempo, sigue enviando señales a la médula espinal que provoca espasmos y tirones en algunas partes del cuerpo.

Sonidos:

Cuando una persona muere, los gases de su interior se incremental debido a la actividad bacterial del proceso digestivo y buscan una salida. Una de las vías de salida mas accesibles para salir es la tráquea. Se pueden escuchar gruñidos, quejidos o cualquier tipo de sonido salir de la boca de un cadáver debido a estos gases.

Dar a luz:

Esta es la más sorprendente de todas, han habido casos en que mujeres embarazas mueren y después expulsan el feto. Según los expertos, esto se debe a la relajación de los músculos y a los gases internos, ya que combinados terminan empujando hacia afuera todo lo que tiene en el interior del cuerpo.

¿Te Gustó? ¡Comparte con Amigos y Familiares!

¡No te vayas! Continua viendo nuestras otras publicaciones

Cargando...

Ver también

Video: Tubería de aguas negras explota y los residuos caen sobre una anciana que pasaba por el lugar.

En la Red circula una grabación obtenida en la ciudad rusa de Barnaúl, en la …